PRESENTACIÓN

En el eterno multidimensional del Padre y de la Madre universal, todos somos llamados, al nuevo aprendizaje de los Divinos Códigos Celestiales Revelados, que el altísimo uno absoluto esta facilitando para la nueva apertura del divino portal interdimensional, de enlace con las supremas y maravillosas esferas celestiales del divino reino del Padre y de la Madre multiuniversal. Hoy estamos disfrutando de la infinita dicha eterna del divino amor coloquial del Padre y de la Madre celestial, canalizando su infinita presencia en divina unidad múltiple, de integración y de reinversión a la divina sintonía con la suprema frecuencia del nuevo tiempo Alfa y Omega Galáctico. Por el amor al Padre y a la Madre eternas, tenemos una nueva oportunidad en la nueva labor, de facilitar los divinos códigos celestiales de la nueva era del milenio de Paz, tiempo de una nueva reestructuración que hace el Padre y la Madre celestial del modelo universo, y una nueva programación interpersonal a sus hijos del planeta Tierra para la divina ascensión espiritual transpersonal de salto cuántico en la evolución galáctica. Hoy es el instante mágico en el divino tiempo multidimencional del Padre y de la Madre Universal, ante al Divina presencia de los divinos Códigos Celestiales Revelados, que nos facilita el paso por un divino proceso de desaprendizaje interpersonal, de aquellos suministrada luz y sombra, del bien y mal, como esquema mental ambicioso, egoísta y depredador, del sistema de vida humano, corrupto, ilusorio, luciferiano, reptiliano, y bestial. Todos somos llamados en el divino espacio multidimencional del Padre y de la Madre supremos, para facilitar la divina labor de reciclaje virtual de un sisteam de vida reptiliano, anclada como cultura modernan del impero luciferiano, que ha venido alejando del único fin supremo, del correcto pensar, del correcto sentir, del correcto interactuar y del coreccto hacer las cosas con virtudes y valores. Por el amor al Padre y a la Madre intergalácticos, nos sentimos identificados ante una gran responsabilidad de facilitar los Divinos Códigos Celestialescon una gran filosofía de efecto reflejo, de amoroso sentimiento de empatía, sembrando semillas del nuevo mundo futurista y forjando una nueva cultura social espiritualizada, de armonía con la Madre naturaleza, en el proceso de evolución, crecimiento, perfección, bondad, compación, amor y paz.